El ascensor de por sí es un equipo intrínsecamente seguro, cuando se lo fabrica, instala y mantiene de acuerdo con la normativa por lo cual, muchos de los accidentes en este medio de elevación podrían evitarse si se cumplieran con las pautas de uso seguro del ascensor.

Reglas básicas

Las siguientes son algunas reglas básicas para el uso seguro del ascensor:

  1. Antes de ingresar, asegurarse que el ascensor esté al nivel del piso.
  2. Respetar la capacidad máxima de carga.
  3. No detenerse entre las puertas del ascensor.
  4. No introducir las manos o pies entre las puertas tijeras.
  5. Si el ascensor se detiene fuera de los pisos no tratar de descender por los propios medios, se debe pulsar la alarma y esperar.
  6. No intentar forzar las puertas en ningún momento.
  7. No hacer movimientos bruscos dentro de la cabina.
  8. Para el mantenimiento del ascensor, contratar a una empresa responsable.
  9. Los niños deben viajar siempre acompañados de un adulto y alejados de las puertas.
  10. Los menores deben descender siempre delante de quienes lo acompañan.




En tanto, las recomendaciones frente a cortes de luz o baja de tensión en la energía eléctrica, son:

11. No tomar el ascensor si se detectan altas y bajas constantes en la tensión o en la iluminación del lugar donde se encuentra.

12. No tomar el ascensor si está bloqueada la entrada para restringir su uso, o sin luz en su interior, así como si hay carteles indicativos que prohíben su uso. Parece una indicación obvia, pero se suelen pasar por alto estos avisos que luego pueden traer consecuencias indeseables.

13. Para determinar el estado de tensión eléctrica de entrada de su edificio, contacte con el encargado para que realice las verificaciones necesarias y llame a la empresa proveedora de electricidad.